Dilemas de la crisis: ¿Tercerizar o desenfocarse de lo principal?

Estudios de las principales consultoras internacionales hablan de una merma en la rentabilidad de los bancos y la necesidad de reconversión. Pero para reconvertirse, es necesario dar prioridad a lo importante. El outsourcing puede ser la salida.


La economía está al final de un ciclo que no sabemos si acabará en recesión o no. En este escenario, la banca mundial se enfrenta a una especie de “ahora o nunca”, según un informe global sobre el sector que elaboró la consultora McKinsey en 2021.

Según esta legitimada fuente, los bancos deben urgentemente considerar movimientos radicales orgánicos o inorgánicos para enfrentar una desaceleración, pues muchas entidades no han hecho las mejoras materiales de productividad necesarias durante los últimos años para competir eficazmente con las fintech, los bancos de bolsillo (Brubank, Ualá, por ejemplo) y los gigantes digitales.

Si bien no está particularizada en Argentina, la auditoría informa que el 56% de los bancos que operan en el mundo no están siendo capaces de generar la rentabilidad suficiente con su negocio para cubrir el famoso costo de capital. Es decir, el indicador que exigen los accionistas para invertir en una empresa o sector.

Además, parece que los niveles de rentabilidad de los bancos de todo el mundo han decrecido. Frente a este contexto, es posible que haya llegado el momento de aplicar medidas radicales para darle vuelta a esta situación de incertidumbre, como la de concentrarse en lo importante y sacar afuera labores que antes las hacía el personal.

Grupo Mario Graziani puede ayudarte diseñando estrategias adecuadas para el contexto de crisis. ¿Por qué? Porque podemos resolver, tanto en marketing como en comercialización, la planificación de las campañas, la producción y la logística, simplificando de modo notorio la complejidad del proceso. Aquí podés contactarnos.


Tercerización para concentrarse en lo importante

La consultora mencionada sostiene, en primer lugar, que los niveles de rentabilidad podrían llegar a incrementarse 100 puntos básicos si la banca externaliza algunas actividades para así centrarse en aquéllas que suponen un valor diferencial frente a la competencia. Esto significa tercerizar, tener en cuenta cuando es mejor el outsourcing.

McKinsey pone como ejemplo las áreas marketing, comercialización y mantenimiento de sucursales. También las dedicadas a cumplimiento normativo y anti blanqueo de capitales y las de desarrollo.

Según sus datos, más de la mitad de los costos del sector se dirigen hoy a actividades sin valor añadido.

En este contexto, especialistas de Price Waterhouse, por ejemplo, aconsejan a los bancos seguir el viejo ejemplo de los fabricantes de automóviles alemanes, que en los años noventa consiguieron bajar hasta el 20% su base de costos mediante la externalización de ciertas divisiones. Sus niveles de productividad se dispararon un 30%.

“Más de la mitad de los costos del sector se dirigen hoy a actividades sin valor añadido”.



Otras posibilidades

También es muy viable explorar la fórmula de las fusiones, especialmente en el caso de aquellas entidades con los niveles más bajos de rentabilidad.

«Las opciones inorgánicas deben ser consideradas para añadir escala o para reinventar modelos de negocio», dice el informe de McKinsey.

Es que hay una cierta correlación entre escala y rentabilidad: se ha constatado que aquellos bancos que tienen un 10% de cuota de mercado o más en un país, de media tienen una rentabilidad mejor. No obstante.

En último lugar viene algo que actualmente todas las consultoras recomiendan: avanzar en el proceso de digitalización. Según la encuesta de MkKinsey datos, los bancos en todo el mundo sólo dedican el 15% de su presupuesto a innovación.

En Grupo Mario Graziani entendemos que la actividad de investigación y desarrollo (I+D) es prioritaria, como ya todas las entidades saben. No obstante, cabe destacar que además de lo tecnológico hay un componente en la acción comercial, especialmente en los modelos Negocio a Negocio (B2B), que sigue siendo personal. Por eso, hay bastante en materia de asesoramiento que puede realizarse y que demanda estrategias claras de marketing y comercialización.


¿Querés recibir a diario nuestras novedades?