Qué es el marketing experiencial y cómo planificarlo

Soportes físicos, digitales, comercialización y creatividad. Todo eso conjugado correctamente resulta en una experiencia de marca. Algo absolutamente diferente y más eficaz que solo publicidad. ¿Cómo tomar decisiones profesionales adecuadas al respecto?


Podemos comenzar con una pregunta: ¿Por qué muchos prefieren ir a un concierto de su cantante o banda favorita cuando pueden escuchar exactamente la misma actuación tranquilamente en casa? O bien, ¿cuál es la diferencia entre ver un partido de fútbol en el estadio y verlo en directo por televisión?

En pocas palabras, es el poder de la experiencia.

Hay algo visceralmente diferente en participar de una manera que permite ser parte de algo en lugar de simplemente presenciarlo a través de un soporte

tecnológico. La combinación única de imágenes, sonidos, texturas, sabores y olores se suman para crear una experiencia que simplemente no está disponible de ninguna otra manera.

Pero en pandemia, aunque muchas marcas han estado ansiosas por subirse al tren de la experiencia, muchas todavía luchan por comprender los conceptos básicos del marketing experiencial, y no tienen muy claro cuál es la mejor forma de integrarlo con éxito en su estrategia de marketing.

En Grupo Mario Graziani producimos material publicitario y cartelería para redes de sucursales y comercios y contamos con servicios de colocación y mantenimiento, para que todo luzca y funcione correctamente y cumpla con el objetivo de brindar experiencias de marca recordables. Haga click aquí para ver más.


¿Por qué el marketing experiencial es tan potente?

En esencia, el marketing experiencial trata de crear una conexión significativa entre una marca y sus clientes. Más que promocionar un determinado producto a una audiencia pasiva, el marketing experiencial está diseñado para que los clientes se involucren activamente con la identidad de una marca y sus valores fundamentales.

El 74% de los consumidores dice que interactuar con experiencias de marketing de eventos de marca los hace más propensos a comprar los productos que se promocionan según estudios de la Asociación Americana de Marketing. Entonces, el marketing experiencial brinda la oportunidad de interactuar directamente y construir una relación significativa con una marca.

Para las firmas, especialmente las pequeñas empresas, el marketing experiencial es una oportunidad de oro para aumentar la lealtad del cliente y las ventas directas. Las campañas de marketing experiencial no solo presentan a las personas una marca, sino que sirven para activar nuevos clientes e introducirlos en el embudo de ventas, y el 65% de las marcas dice que sus esfuerzos de marketing experiencial conducen a ventas directas.

Pero más allá del marketing directo, el marketing experiencial también proporciona una forma de aumentar drásticamente el conocimiento y la exposición, ya sea convirtiendo a la audiencia en embajadores de la marca o animando a los participantes a compartir su experiencia en las redes sociales.

El estudio del que proceden estos datos, descubrió que el marketing experiencial es el catalizador poderoso del marketing boca a boca, y las experiencias de marca representan entre el 50 y el 80% de toda la actividad boca a boca.



Qué es y qué no es marketing experiencial

La experiencia no es un truco ni es magia. Si bien existe una cierta superposición entre comunicación y publicidad, y el marketing experiencial incorpora elementos del marketing de eventos, aunque es más una estrategia a largo plazo, el objetivo es crear una experiencia de marca auténtica para la audiencia que puede tener lugar on y offline. Para comprender realmente qué es el marketing experiencial, primero debemos comprender qué hace que una sea una gran experiencia de marca. Siempre debe incluir estos tres elementos:

  • Participación activa y compromiso de la audiencia.
  • Promoción del mensaje y los valores de la marca
  • Proporciona valor duradero

Vamos por partes a continuación. 

Participación y compromiso de la audiencia. El primer paso de cualquier gran experiencia de marca es permitir que su audiencia se involucre de forma activa con la marca. Eso puede implicar cualquier cosa, desde hacer una foto y compartirla en las redes sociales hasta participar en un juego offline.

Promoción del mensaje y los valores de la marca. Más que promocionar un determinado producto, una gran experiencia de marca debe tener que ver con la propia marca. No basta con decirle a tu audiencia por qué la marca es la mejor, ya que es posible que no siempre reciba el mensaje. Pero puedes permitir que sean ellos mismos los que lo comprueben por sí mismos, eso asegurará que el mensaje que mandas permanezca en ellos mucho tiempo.

Proporciona un valor duradero. Por último, una gran experiencia de marca es aquella que proporciona un valor duradero a la audiencia. Esta es la parte en la que muchas marcas fallan cuando se trata de marketing experiencial porque ponen el foco completamente en brindar valor a corto plazo. Una gran experiencia de marca es aquella que se queda con los usuarios y fomenta la interacción continua con la marca mucho después del hecho.


Qué tienen en común las mejores campañas de marketing experiencial

Es importante analizar qué es lo que hace que una campaña funcione. Veamos.

Tienen objetivos bien definidos. Este es el primer requisito básico. Antes de embarcarse en cualquier estrategia de marketing experiencial, debemos responder la pregunta: ¿Por qué debe existir esto? ¿Está buscando aumentar la exposición y el conocimiento de la marca? ¿Aumentar la cantidad de clientes potenciales? El tipo de táctica de marketing experiencial que elijamos utilizar y cómo la empleemos dependerá totalmente de los objetivos que definamos.

Son auténticas. Cuando el objetivo del marketing experiencial es generar una relación auténtica con su cliente, es un requisito básico que cualquier táctica que utilice sea lo más fiel posible a tu identidad de marca. Por eso es recomendable concentrarse en lo que hace que nuestra marca sea distinta a la competencia. Enfatizar la estética y resaltar los valores y mensajes centrales de la marca. Darle a la audiencia la oportunidad de experimentar realmente de qué se trata.

Cuentan una historia. Cada campaña de marketing experiencial cuenta una historia convincente y, lo más importante, invita a las personas a ser parte de esa historia. Las mejores historias son las que se dirigen a los puntos débiles de tu cliente con una solución o aprovechan una historia más grande y con mayor conciencia social. Con el marketing experiencial, una marca puede reconocer los desafíos de un cliente y, al mismo tiempo, demostrar cómo podría ser su vida con esa marca presente.

Como especialistas con más de 21 años de experiencia, en soluciones de negociación de espacios y soluciones de marketing 360, puede contactarse con nosotros para conversar sobre sus necesidades. Estos son nuestros clientes.


Conozca muchas más tendencias e informaciones sobre retail, cartelería y productos suscribiéndose a nuestro boletín virtual.


¿Querés recibir a diario nuestras novedades?