Bancos: cómo aprovechar la experiencia de las Fintech y maximizar beneficios

La agilidad de los emprendedores tecnológicos fue percibida como una amenaza por los bancos. Pero eso está cambiando, desde que las entidades comprendieron que las Fintech ofrecen muchos menos servicios y que es posible integrar sus sistemas y potenciar el negocio.


En un primer momento las entidades bancarias percibieron a los emprendimientos financieros digitales (Fintech) como una suerte de competencia de alto riesgo. Se percibieron pesados para las ágiles estructuras que lograron bancarizar o proveer de servicios financieros a personas, sin tener que contar con sucursales, ni con muchos empleados.

La pandemia y la evolución de la mentalidad en los principales despachos está logrando cambiar esta idea. Y ahora son los bancos los que procuran aprovechar la versatilidad de las Fintech para beneficio propio, integrando sus sistemas. 

Es que los datos de los últimos 36 meses son contundentes: la Cámara Argentina de Fintech señaló que 6,5 millones de argentinos ya descargaron una o más billeteras digitales.

Pero hay la luz para las entidades tradicionales, puesto que esfuerzos conjuntos (como por ejemplo MODO), posibilitaron a los bancos subirse a esa ola. Además, se registró una suba del 93% en el uso del homebanking, de acuerdo a un estudio realizado por la consultora Comscore.

¿Cómo fue la reconversión? Las entidades debieron adecuarse a todos los cambios que dispuso el Banco Central por la pandemia y, además, adaptar sus sistemas digitales tratando de utilizar las Fintech dentro de su ecosistema. Es decir, primero se debieron encarar los impactos normativos y luego, recién, llegó la hora de modernizar los canales digitales.

¿Qué es lo que viene o qué procesos continuarán? Seguí leyendo para enterarte de estas tendencias.

Los equipos de comercialización, sean internos del banco, o contratando empresas especializadas como Grupo Mario Graziani, son esenciales para luego poder brindar los servicios digitales que tanto atraen a los clientes: descuentos, premio y beneficios. Más info aquí.


La transformación de la atención

Por la tecnología, por la pandemia y por la elevación de las aptitudes digitales de los clientes, llegaron nuevos modelos de atención y, en consecuencia, la transformación de las sucursales. Por eso, todo banco, aunque tenga la impronta de entidades públicas, deberá repensar el modelo de atención. Esto es cómo serán las sucursales o los puntos de atención, qué queda en el canal digital y qué no puede dejar el físico.

Todo parece indicar que, en el futuro, las sucursales van en camino a transformarse únicamente en sitios para resolver asesoramientos complejos o en los lugares donde se intercambian grandes sumas de dinero. En este último punto, conviene resaltar una idea útil para su adecuación: garantizar la privacidad, convertirlas en punto de encuentro para los intercambios, extracciones o depósitos es clave y será valorado por clientes.

La remodelación de espacios, el vestido de señalética de sucursales es una tarea en la que Grupo Mario Graziani cuenta con décadas de experiencia. Mirá nuestros clientes.

Otra arista, ya en desarrollo, es la automatización. Las personas actualmente se manejan vía telefónica o vía web a través del chatbot. Pueden solicitar un préstamo en el homebanking y tenerlo acreditado en el momento y firmar digitalmente formularios que antes se llenaban en persona.

Reestructuración de productos y gastos

La gran tendencia para los próximos años es la hiper-automatización, de la mano de la transformación digital. Y para llegar a eso no solo hay que pensar cómo se combinan los distintos canales sino cómo se reducen u optimizan los gastos.

Por eso el manejo de datos es imprescindible. Todo lo que es aprender y predecir el comportamiento del cliente, así como optimizar los procesos para adecuarlos a esas nuevas necesidades es donde tiene que poner el principal foco el banco, más allá del negocio tradicional de hacer rendir el dinero.

En lo relativo al rediseño de productos, la tarea también es prioritaria y contínua. En este 2021 se verán mejoras en los productos de los bancos y cuál es el nicho al que cada uno quiere apuntar.

El dato a tener en cuenta es que las Fintech, por su lado, van a seguir enfocadas en la inclusión financiera, un aspecto en el que la Argentina tiene mucho para crecer. Quizás sumarse a esto para atender la enorme torta de no bancarizados es un modelo; quizás es extremar la simplificación de procesos para los clientes corporativos, como empresas o industrias, es otro modelo. Pero, en definitiva, la creatividad financiera y de interfaces de uso es algo vital para seguir manteniendo porciones de mercado y crecer.

“El dato a tener en cuenta es que las Fintech, por su lado, van a seguir enfocadas en la inclusión financiera, un aspecto en el que la Argentina tiene mucho para crecer. Quizás sumarse a esto para atender la enorme torta de no bancarizados es un modelo para los bancos”


Entender a las Fintech como posibles socias

Las Fintech no tienen nada que ver organizacionalmente con un banco. No pueden moverse al mismo ritmo. Y esto es válido tanto desde lo normativo como de los grandes volúmenes de información que manejan.

Cabe recordar que las fintech tienen estructuras más ágiles, en la nube, y con menos volúmenes de información de lo que tiene un banco.  Lo que queda, entonces, es abrir líneas de negocio ágiles, separadas de la estructura, o integrarse con los emprendedores.

En efecto, la integración se está logrando en algunos casos, pero sigue siendo un gran desafío porque, básicamente, las Fintech tienen la capacidad de innovar constantemente, de generar nuevos productos, de escuchar rápidamente la necesidad del cliente y de adaptarla a un producto bancario, algo que al banco le cuesta porque sus productos son normativos, el Central lo habilita a hacer ciertos productos y se tiene que mover en ese marco de negocio.

Pero aquí viene otra buena noticia para las instituciones. Estos modelos ágiles tienen límites, se enfocan en pocos productos, en pocas soluciones. Los bancos son más generalistas y allí yace su fortaleza. Por eso, la API-ficación, fenómeno que explicamos a continuación, es buena parte de la solución.



Bebiendo de aplicaciones (APIs) ya hechas

Decíamos al inicio de este artículo que los bancos y las Fintech están dejando de mirarse como competidores y comenzaron a verse como mundos complementarios. Los bancos se dieron cuenta que no iban a generar con la misma flexibilidad o velocidad las soluciones que generan las Fintech, y éstas tampoco tienen todos los productos que tiene un banco.

¿Cómo coexisten los dos mundos? Asociándose.

¿Cómo se asocian? Cuando los bancos incluyen en sus plataformas las famosas API de las Fintech -que son módulos de desarrollos de procesos y sistemas-, brindando soluciones a clientes que antes no podían. 

Hablamos de API-ficación cuando un modelo de negocio y también tecnológico que se basa en una interfaz, permite que un módulo de un software se comunique o interactúe con otro, para que estas distintas entidades puedan conectarse de forma más natural.

Esto, es lo que está sucediendo.


Conozca muchas más tendencias e informaciones sobre sobre marketing bancario, comercialización y productos suscribiéndose a nuestro boletín virtual.


¿Querés recibir a diario nuestras novedades?